Desde el Búnker de Rubek Orlando

El autor descorre un poco el velo —solo un poco— de lo que sucede dentro de la Embajada de EE. UU. y a todos nos pica la curiosidad. ¿A usted, no? Entonces, hínquele el diente al libro, disfrutará de diversos episodios —ocurridos entre 1978 y 2014— contados en forma amena y distendida. Conocerá, por ejemplo, características personales de los embajadores, incluida Julissa Reynoso, y de sus actuaciones; detalles de la visita al país de cada uno de los presidentes estadounidenses y de algunos otros personajes; referencias a un desconocido rubro uruguayo de exportación y al programa Jóvenes Corresponsales; y anécdotas sobre el «búnker», sede de la embajada, así como de la residencia oficial del embajador. Y también sobre la CIA; la intervención e incidencia de la embajada en el retorno a la democracia alrededor del año 1980 y las negociaciones respecto a los
rehenes de Guantánamo. Y acerca de algo bastante desconocido: la simpatía que sienten algunos embajadores y exembajadores por el Uruguay, su gente, y hasta por sus cuadros de fútbol.

Rubek Orlando (Montevideo, 11 de octubre de 1951) inició su carrera periodística en el diario _La Mañana _en 1977, para a los pocos meses pasar a desempeñarse como director de prensa de la Embajada de los Estados Unidos, hasta finales del 2016.
A lo largo de su carrera trabajó directamente con 11 embajadores y 5 encargados de negocios, siendo responsable del relacionamiento de la embajada con los medios periodísticos de todo el país. Junto al equipo de la Oficina de Prensa lideró varios proyectos de comunicación entre los que se destacan el programa Jóvenes Corresponsales, dirigido a liceales del interior del país con vocación periodística, y la Alianza para un Uruguay sin Drogas, de la cual fue fundador y vicepresidente.
También fue responsable de coproducciones de televisión como _Uruguay y Estados Unidos, más allá de las relaciones bilaterales_ y _La Ruta
de…_, que fueron reconocidos y premiados en diferentes eventos.
Participó en cursos y seminarios sobre periodismo tanto en Uruguay como en los Estados Unidos.
Durante su gestión recibió numerosos premios, el último de ellos de parte del entonces secretario de Estado John Kerry, en reconocimiento a su labor desarrollada como director de prensa de la Embajada de los Estados Unidos.