TOLA Invernizzi
La rebelión de la ternura
de Carlos María Domínguez

Hay hombres que dejan huellas con su obra y otros por lo excepcional de sus cualidades personales. Tola Invernizzi lo hizo de ambas formas y se convirtió en uno de los mitos uruguayos más entrañables del último fin de siglo. Artista salvaje, agitador cultural, militante de la solidaridad y la utopía, constructor, profesor de números y colores, repartidor de templanzas, nació el 21 de setiembre de 1918, «como si harto de oír reclamos sobre la bondad y la justicia, Dios hubiese dicho: “¿Querían pruebas? Atájense a este”».

La biografía escrita por Carlos María Domínguez –autor, entre otros libros, de El bastardo, la vida de Roberto de las Carreras y su madre Clara– traza, con penetrante sensibilidad, un cálido retrato del hombre y el artista.

Es un documento imprescindible sobre una generación, la audacia civil y la resistencia a la dictadura, pero sobre todo, un testimonio conmovedor del poder de la dignidad humana en la incertidumbre del tiempo.